viernes, 22 de febrero de 2008

Aproximación a la idea de desconfianza


"Uno puede vivir reconociendo que no llegó HASTA EL FINAL en dos o tres asuntos, pero empezar lo que se llama un nuevo día desayunando ante una montaña de claudicaciones pasadas y para colmo pensando en las que vienen, los abandonos y resignaciones en que actualmente estás empeñado, es jodido de llevar.

Las renuncias se sientan cada mañana y desayunan contigo y te cogen parte de TU pan y lo untan con TU mantequilla y tú no tienes autoridad para echar de TU mesa a este invitado.

Y digo que no agotar las cosas es dejarse morir de a poco.

Y si hay que morir fulminado en medio y por culpa de este esfuerzo cómico que supone agotar todo lo que uno encuentra en su camino, yo lo acepto sin vergüenza porque

De algo hay que morir.
De algo hay que morir.
De algo hay que morir."

Rodrigo García

Impresionante espectáculo el de ayer, una pena que no esté más tiempo (acaba hoy). Esto lo debería ver los que dicen que en teatro siempre se hace lo mismo. Más info en la página de La Casa Encendida.

5 comentarios:

Cvalda dijo...

Te odio. Lo sabes, ¿verdad? ¬¬

Placiplóstilus dijo...

Gracias por avisar con tiempo xD

El Bebé dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El Bebé dijo...

^^ Me gusta la reflexión/texto...

Por cierto, muy fuerte la foto, eh, ángel? ;)

Hugo dijo...

Me gustar estar contigo. Sobretodo siempre.

Este Rodrigo García que nos trajo tants quebraderos de cabeza al final va a resultar guay del paraguay.

A mi me gusto, vamos.


Monchi rules!